El grupo Singapore Airlines obtuvo un beneficio neto de 2.049 millones de dólares (1.325 millones de euros) en su ejercicio fiscal, que se cerró en marzo, lo que representa un descenso del 3,7% con respecto al registrado el ejercicio anterior que se vio impulsado por ingresos extraordinarios, según los datos publicados hoy por la compañía. No obstante, el beneficio operativo se elevó un 61% hasta los 2.124 millones de dólares (1.373 millones de euros), principalmente por la compañía aérea y la actividad de cargo.