Angela Merkel, responsable del ejecutivo alemán, insiste en que si no hay más ajustes en Grecia, tampoco habrá más ayudas.
 Si Grecia no aprueba el plan de privatizaciones el próximo martes en el parlamento no habrá ayudas a Grecia. Este es el punto en el que ha insistido la canciller alemana Angela Merkel, quien asegura que si no se cumple lo pactado con el FMI y con bruselas, no llegarán las ayudas a la economía helena. El plan en el que se incluye un proyecto de privatizaciones por valor de 28.000 millones es la puerta que Grecia necesita abrir, según ha señalado Merkel, para que llegue el rescate.