La alegría vuelve al continente europeo. La renta variable española se suma a la caminata por la senda de los números verdes un día en el que la vista de los inversores recaerá sobre las cuentas trimestrales de dos de los grandes de la banca europea –BNP Paribas e ING-. El Ibex 35 consigue repuntar más de un 0,90% y se coloca a las puertas de los 10.500 puntos apoyado por el buen tono que viven constructoras y pesos pesados. En el mercado de divisas, el euro vuelve a retomar posiciones frente al billete verde que se cambia por 1,37 unidades mientras el precio del barril de Brent sube a 75,81 dólares.
Poco a poco el selectivo español va recuperando las pérdidas abultadas en las que se vio sumido durante la semana pasada. Un buen tono que se registra hoy los mercados pese a que la economía española no abandonó la recesión y se contrajo un 3,1% en tasa interanual en el cuarto trimestre de 2009 -y un 0,1% en tasa intertrimestral-. Eso sí, el escenario puede verse algo menos ya que los datos mejoraron los registros del tercer trimestre (-4% y -0,3%, respectivamente) gracias a un comportamiento menos negativo del consumo y la inversión, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que precisó que en el conjunto del año pasado el PIB se contrajo un 3,6%. La situación de la economía española seguirá centrando especialmente la atención pues será hoy cuando el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acuda al pleno del Congreso de los Diputados con la intención de reiterar el mensaje de que, aunque el momento actual es “difícil”, la economía española “podría estar en la antesala de la recuperación”. No obstante, la atención del mercado también recaerá sobre las referencias macroeconómicas, en Europa las miradas se dirigirán hacia la balanza comercial del mes de diciembre así como a la producción industrial del mes de enero. ¿Y al otro lado del Atlántico? Después de una jornada en la que se impuso la alegría en Wall Street –el Dow Jones ganó 170 puntos-, el mercado esperará las solicitudes semanales de hipotecas y de ventas minoristas así como nuevos resultados empresariales.

Como protagonista indiscutible de la sesión, el sector bancario, después de que dos de los grandes de la banca en Europa hayan rendido cuentas al mercado. Especial expectación han causado las cifras presentadas por el banco francés BNP Paribas que vuelve a los beneficios en el cuarto trimestre - 1.370 millones de dólares – y aumentó su dividendo un 50%, con lo que superó de forma holgada las previsiones un año después de entrar en números rojos. Aunque aún en números rojos, ING ha conseguido reducir sus pérdidas hasta los 712 millones de euros en el cuarto trimestre. Y es en este escenario el que la banca española cotiza con avances. Banco Santander se anota un repunte superior al 1% mientras BBVA gana un 0,35%. Ganancias también entre la banca mediana, Bankinter suma un 0,91%, Banesto suma un 0,60%, Banco Sabadell rebota un 0,34% mientras Banco Popular asciende un 0,16%.

Alzas también entre el resto de los pesos pesados. Telefónica avanza un 1,02%, Repsol YPF gana un 1,15% mientras Iberdrola suma un 1,09%. Los números verdes llegan también de la mano del resto del sector energético. Gamesa lidera los avances al ganar un 1,77%, Abengoa suma un 1,17%, Endesa gana un 1%, Gas Natural repunta un 1,14%, Enagás gana un 0,33% mientras R.E.C. asciende un 0,43%.