La debilidad de la demanda de valores de pequeñas compañías sigue siendo el gran caballo de batalla del MAB, tal y como señalan los máximos responsables del mercado.

La menor valoración que los inversores exigen para compensar el riesgo extra de invertir en estas pequeñas compañías y un porcentaje limitado de capital que redunda en una baja liquidez generan un círculo vicioso que dificulta la llegada de dinero hacia estas empresas en proceso de crecimiento. Un círculo imposible de romper sin fondos de inversión especializados en pequeñas compañías y sin incentivos fiscales que hagan más atractiva la inversión a los posibles accionistas.

Pero hay algo más que falla en el mercado como la falta de capacidad de comunicación empresarial, la ausencia de análisis financieros de la mayoría de las empresas, la deslealtad o escasa dedicación en algunas ocasiones de los bancos colocadores con relación a las empresas, el sistema de cotización que se refleja en la fuerte penalización en caso de venta o un trabajo de campo más exhaustivo del mercado que cree un cordón umbilical entre inversores y empresas. Desde luego algo no funciona cuando cotizan 20 empresas y hay una treintena de asesores registrados.

Así no es de extrañar que la liquidez brille por su ausencia y que solo un puñado de compañías genere interés y muevan acciones. Y que en la mayoría de los casos, las operaciones sean por importes ridículos y por motivos puramente de maquillaje.

En esta semana, solo siete empresas han variado de precio. La subida más significativa ha estado protagonizada por Carbures con un alza superior al 11 por ciento que deja la cotización de sus acciones en 1,6 euros. Apenas ha movido 13.500 acciones que representan poco más de 21.000 euros. Y Carbures es la sexta empresa del MAB por capitalización.

Una revalorización similar ha experimentado Bodaclick, ha sumado cerca de un 9 por ciento esta semana, que le permite seguir recuperando terreno desde los mínimos de hace unas semanas. La actividad de la compañía apenas ha alcanzado los 20.000 títulos, que vuelven a rondar el euro de valoración. Una mejoría que contrasta con el duro golpe moral que ha recibido en estos días tras la decisión de El Corte Inglés de crear un portal especializado en la organización de bodas con intención de convertirse en su más directo competidor.

Entre las empresas alcistas volvemos a encontrar a Gowex, con una ganancia del orden del 4 por ciento para situarse de nuevo en las inmediaciones de los 12 euros por título. De la empresa de comunicaciones, la mejor del MAB, poco hay que decir. La firma sigue como un tiro tras anunciar una ampliación de capital que podría alcanzar los 30 millones de euros -la compañía prevé captar 25 millones de euros como objetivo principal, más un tramo de cinco millones por si se produce una sobredemanda de acciones- con el fin de financiar su ambicioso proyecto de implantar en 300 ciudades su modelo de negocio wifi frente a las 60 ciudades en las que está presente en la actualidad.

En el polo opuesto se ha situado Neuron Biopharma, que ha retomado la tendencia bajista marcada en los últimos meses después de la breve reacción registrada a finales de octubre. Las acciones de la biotecnológica han perdido algo más de un 6 por ciento en estos días, con una operación de tan solo 1000 títulos, 2810 euros, lo que vuelve a reflejar el fuerte peaje que deben pagar los accionistas cuando tienen que vender y se tienen que someter a la contrapartida del banco.


Artículo firmado por: Julio Muñoz