El ánimo de los analistas e inversores alemanes cayó por cuarto mes seguido en agosto, superando el descenso incluso de las previsiones más pesimistas de un sondeo de Reuters, según el instituto ZEW.


El centro de estudios con sede en Mannheim dijo que su índice mensual de sentimiento económico cayó a -25,5 desde -19,6 en julio, frente a una previsión media de una lectura idéntica al mes anterior.

"El descenso del indicador en agosto muestra que los expertos de los mercados financieros todavía prevén que la economía alemana se enfríe a los largo de los seis próximos meses. En particular, los sectores orientados a la exportación pueden verse afectados", comentó el ZEW.

Más temprano, datos preliminares de PIB en Alemania mostraron una desaceleración al 0,3 por ciento en el segundo trimestre del año.

El índice se basó en las consultas a 262 analistas e inversores y se realizó entre el 30 de julio y el 13 de agosto, informó el ZEW. (Reporte de Sakari Suoninen y Johnathan Gould. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)