El grupo alemán ha conseguido un contrato en China por valor de 250 millones de euros.
China sigue siendo una vía de escape para empresas europeas con ganas de ampliar negocios. En este caso ha sido la alemana Siemens quien se ha adjudicado un contrato por valor de 250 millones de euros en el gigante asiático para suministras componentes para dos proyectos de transmisión de electricidad hidráulica a grandes ciudades.