El conglomerado industrial alemán Siemens mantiene por ahora su previsión para el año fiscal 2009, dijo a los periodistas el director financiero, Joe Kaeser. "Mientras no tengamos una proyección nueva, la vieja es válida", afirmó Kaeser, aunque no quiso revelar si Siemens revisará a la baja su perspectiva cuando presente los resultados del cuarto trimestre el 29 de abril. El conglomerado industrial germano informó a finales de enero que preveía un beneficio de explotación en 2009 de sus tres sectores principales -energía, industria y salud- dentro del rango de 8.000 millones a 8.500 millones de euros.
El beneficio operativo del negocio estratégico de Siemens fue de 6.520 millones de euros el año pasado.

Kaeser, sin embargo, apuntó que el beneficio de explotación de sus tres principales segmentos tendrá un crecimiento de doble dígito en el segundo trimestre, frente al trimestre de hace un año, en el que se situó en 1.280 millones de euros. El segundo trimestre de Siemens finaliza el 31 de marzo.

Los pedidos en el periodo entre enero y marzo se espera que estén significativamente por debajo del nivel del año anterior de 23.370 millones, comentó el director financiero de Siemens.

Añadió que es posible que los pedidos derivados de planes de estímulo en varios países se materializarán en la cartera de Siemens en 2010 y que se traducirán en ventas en el medio plazo.

Kaeser indicó que no habrá cargos de reestructuración importantes que afecten a los resultados del segundo trimestre de Siemens. También dijo que no ha habido cancelaciones en el segundo trimestre, pero que algunos pedidos se han aplazado.