La compañía alemana planea un nuevo ajuste de plantilla, con la supresión de unos 1.400 puestos de trabajo.