Royal Dutch Shell ha icho hoy que recortó sus costes en  700 millones de dólares en el primer semestre de 2009 al reducir costes de la cadena de suministro y gastos discrecionales.

La compañía espera ahora una inversión orgánica en 2010 un 10% menor que en 2009 en el entorno de 28.000 millones de dólares

La reducción de costes del primer semestre excluye el impacto de los tipos de cambio de divisas. Incluyéndolos, habrían alcanzado los 2.000 millones de dólares, dijo un portavoz de Shell.