La petrolera angloholandesa Royal Dutch Shell se dispone a acometer una profunda reestructuración tras la salida de Linda Cook, directora de la división de gas y energía, que abandonará el consejo el lunes, informa hoy el Financial Times. Según el periódico, se espera que esa división se fusione ahora con las actividades de exploración y producción como parte de una nueva estrategia para abaratar costos y mejorar la eficacia de las operaciones. Cook se había declarado partidaria del funcionamiento de la división que encabezaba como unidad autónoma. El ex director de finanzas de Shell Peter Voser, que sustituirá a Jeroen van der Veer como consejero delegado el próximo 1 de julio, ha estado trabajando en los detalles de un plan destinado a hacer frente a la bajada de los precios del gas y del petróleo. Se cree que los doscientos principales ejecutivos de la compañía recibirán información sobre la nueva estrategia de Shell en una reunión de dos días que comienza hoy en Berlín, señala el periódico.