Royal Dutch Shell  ha paralizado parte de su producción tras un ataque en sus operaciones nigerianas, según una fuente cercana a la compañía.  Shell ha confirmado que se produjo un ataque en dos áreas de pozos petrolíferos en sus operaciones del oeste del Delta del Níger y paralizó "parte de la producción como medida de precaución". Se desconoce la cantidad de crudo que dejó de fluir.