La ciudad china de Shanghai, el principal enclave económico y comercial del país asiático, permitirá que los bancos extranjeros establecidos en ella emitan bonos denominados en yuanes como parte de su estrategia para convertir la metrópoli en un centro financiero internacional para el 2020. Las autoridades de la ciudad anunciaron que pondrán en marcha un periodo de prueba para estas operaciones, pero no hicieron público el calendario para su aplicación, informó hoy el diario oficial "Shanghai Daily". Un portavoz de la sede shanghainesa del Banco Popular de China (central), Ling Tao, señaló que varios bancos extranjeros ya han mostrado su interés por emitir bonos en yuanes, aunque no quiso dar sus nombres.