Los bancos comerciales de la eurozona depositaron el miércoles en el Banco Central Europeo (BCE) un total de 28.522 millones de euros, el nivel más bajo del año.
Esta cantidad supone un descenso del 35,2% respecto al volumen del día anterior, lo que podría sugerir una mejora de la salud del mercado interbancario, así como una reducción del exceso de liquidez en los mercados.

La facilidad de depósito del BCE remunera el dinero depositado diariamente por los bancos de la eurozona al 0,25%, muy por debajo del 1% del precio oficial del dinero.

Hace tan sólo cuatro meses, los depósitos en el BCE por parte de la banca europea alcanzaron un máximo histórico de 384.260 millones.