El nuevo presidente del organismo regulador, Julio Segura, considera equivocado que se abra un expediente sancionador a Acciona y Enel por su actuación en la OPA de Endesa. Su postura es contraria a su antecesor Manuel Conthe. La Comisión de Economía del Congreso ha dictaminado a favor del nombramiento de Segura como presidente de la CNMV, con la mayoría del PSOE, el rechazo del PP y la abstención del resto de partidos de la oposición
Segura se ha mostrado convencido de que todas las decisiones adoptadas por la CNMV desde el pasado 22 de marzo de 2007 han logrado mantener un equilibrio adecuado entre los derechos de E.ON, los intereses de los inversores y el funcionamiento del mercado. Por esta razón, considera equivocado incoar un expediente sancionador a Acciona y Enel, sin que ello sea óbice para una consideración más pausada de las posibilidades abiertas ante el vacio legal existente, tras tener conocimiento del resultado que los inversores y mercado han decidido respecto a la OPA de E.ON. Segura respondía así a varias de las preguntas formuladas por los portavoces de los partidos políticos asistentes a la Comisión, donde explicó su postura en el proceso de las OPAs sobre Endesa y sus encuentros puntuales con varios miembros del Gobierno, como el ministro de Economía, Pedro Solbes, o el candidato a la alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián. Asimismo, subrayó que "parece fuera de toda discusión" que Acciona y Enel "han aprovechado" los "vacíos reguladores" en su propio beneficio para tratar de hacer fracasar la OPA de E.ON., pero señaló que ésto "no constituye" una acción punible en si misma. En este sentido, Segura también destacó que a lo largo de todo el proceso de OPAs algunas veces se ha manifestado a favor de "unos" y otras a favor de "otros", en alusión a Gas Natural, E.ON, Acciona y Enel, lo que, a su juicio, no tiene por qué ser un argumento que vaya a convencer al Congreso, pero que no le convierte en "dependiente".