La aerolínea China Southern, la segunda mayor del gigante asiático, registró una pérdida de 4.823 millones de yuanes (532 millones de euros, 706 millones de dólares) en 2008, las primeras en tres años, que atribuyó a la crisis económica mundial y a los desastres naturales. Los ingresos totales de la aerolínea alcanzaron los 55.288 millones de yuanes (6.105 millones de euros, 8.093 millones de dólares) el año pasado 2008, por encima de los 54.401 millones de yuanes (6.008 millones de euros, 7.964 millones de dólares) de 2007, según sus resultados anuales publicados hoy en su página web. Los pasajeros locales -sin contar los procedentes de Hong Kong, Macao y Taiwán- contribuyeron al 83 por ciento de los ingresos de la compañía, mientras que los extranjeros supusieron el 15,1 por ciento. Los resultados de la compañía en 2008 contrastan con el beneficio neto de 1.839 millones de yuanes (203 millones de euros, 269 millones de dólares) que registró en 2007.