Ante la incierta situación del mercado desarrollado actual los expertos abogan por marcar dos escenarios bien diferenciados: EE.UU. y Europa. La mejor situación económica de EE.UU. favorece los primeros brotes verdes en el sector de consumo discrecional. Mientras, en Europa las compañías suben y bajan al son de los acuerdos económicos, por lo que ninguna estrategia está asegurada. Sin embargo, estos vaivenes dejan atractivas oportunidades de inversión que pueden ser aprovechadas al vuelo si se está dispuesto a asumir el riesgo oportuno.


Los mercados desarrollados caminan a dos velocidades. Por un lado EE.UU. saca la cabeza, mientras su economía se recupera con cierta desaceleración, como reconoció Bernanke en su última comparecencia ante la prensa. En este contexto, los expertos comienzan a apostar por los valores ligados al consumo discrecional. Una estrategia defensiva que, por fin, comienza a dar revalorizaciones importantes. Por otro lado, los más arriesgados están de enhorabuena en Europa, pues los sectores industriales y cíclicos están dejando oportunidades de Trading fructuosas. Vemos subir y bajar fuertemente a estas compañías en función de las buenas o malas noticias sobre la crisis de deuda periférica y, como ya nada es seguro en el mar de la renta variable europeo, el seleccionar bien estas empresas y trazar las estrategias pertinentes en ellas, al alza o a la baja, puede aportar grandes revalorizaciones.

Europa: arriesgarse para ganar
Europa tiene aún muchos frentes débiles por la crisis y, además, las familias europeas muestran su escepticismo en los últimos datos de confianza del consumidor. En octubre la confianza descendió en la Unión Europea hasta los -20,2 puntos, frente a los -19,1 puntos del mes anterior, en la que viene a ser la cuarta caída consecutiva. Pero, a pesar de que aún hay nubes en el cielo económico compartido de la eurozona, a nivel microeconómico las empresas han hecho bien los deberes en líneas generales y, por ello, algunos valores han sufrido un excesivo castigo que ahora les lleva a cotizar a precio de ganga y convertirse en oportunidades de revalorización, especialmente en el área cíclica y de consumo, cada vez que una buena o mala noticia macro asalta el mercado. Para muestra, un botón: estos días vemos subir y bajar con fuerza a compañías cíclicas al son de la aprobación de medidas de rescate griego, de la falsa alarma del referéndum heleno o de la capitalización de la banca.
Por tanto, es un momento complicado para los inversores que tienen que tomar una decisión entre comprar cuando el miedo es alto, o aceptar la escasa rentabilidad del cash y de los bonos del estado durante muchos años como recompensa por la seguridad. Esta decisión puede ser lucrativa para aquellos que hagan las cosas bien en el campo de mayor riesgo.

Este panorama nos deja interesantes oportunidades de inversión en cíclicas, tanto al alza, como a la baja. Por ejemplo, Javier Flores, analista independiente, apuesta por la subida de Siemens. El experto indica que “después de la brusca corrección de la alemana en agosto, hemos visto indicadores de acumulación en el rango de 65-70 euros, que coincide con una zona de soporte de largo plazo en la que ha finalizado la corrección. Ahora, la reciente rotura al alza de la zona superior de dicho rango da proyección al valor hasta un primer objetivo en 78 euros, por lo que la estrategia sería aprovechar un pullback que devuelva la acción a la proximidad de los 70 euros para abrir posiciones largas“. Habría que “fijar un stop profit en 77,75 euros y un stop loss en 68,50”. Además, desde el punto de vista fundamental, el progresivo avance de esta compañía viene respaldado porque “la economía lleva tiempo infra invirtiendo en tecnología con lo cual, hay una necesidad de renovar software y retornar las inversiones medias en tecnología”, dice Félix González, socio director de Capitalia Familiar EAFI. Este experto, además, opina que “las compañías de tecnología e industriales serán las más beneficiadas en el medio y largo plazo, aunque hay que tener en cuenta que son sectores de una beta elevada. En momentos en los que el mercado corrija, corregirán con mayor intensidad, pero son los que más tienen que ganar en los próximos meses y en este ciclo”.

GRÁFICO HISTÓRICO SIEMENS:


En el lado contrario encontramos a Alcatel-Lucent que, pese a pertenecer a la rama tecnológica, su aspecto técnico no ofrece tanta fiabilidad. De hecho, Rubén Vilela, trader de rubenvilela.com, recomienda ganar poniéndonos cortos en el valor “con stop en 2,35 euros y primer objetivo a corto en la zona de 1,2”.

EE.UU.: apuesta por el crecimiento defensivo

Los datos macroeconómicos comienzan a dar visos de recuperación. Como reconociera la Fed en su última reunión la semana pasada, EE.UU. registró una mejora en el consumo, que ya había registrado el dato inicial de PIB del tercer trimestre. El gasto de los consumidores creció a "un ritmo algo más rápido" en los últimos meses. Además, las ventas minoristas subieron en septiembre (+1,1%), si bien, la confianza del consumidor bajó en octubre (39,8 puntos). Sin embargo, los analistas de Fidelity creen que el momento actual podría ser excelente para entrar en renta variable de EE.UU., ya que el reciente empeoramiento de la confianza económica podría no estar en consonancia con la actividad económica real: “las empresas de EE.UU. son más ágiles y robustas que antes de la recesión de 2008: los balances están más saneados, los costes de financiación son más bajos, los beneficios siguen sorprendiendo al mercado con su solidez y se siguen anunciando previsiones de beneficios”. Estos expertos apuestan por valores defensivos ligados al crecimiento, como los del área de consumo y aseguran que existen importantes factores que compensan la futura volatilidad bursátil y el sentimiento económico. De hecho, “los ETFs que mejor lo están haciendo son el de consumo discrecional y el de consumo no cíclico. Actualmente el ratio entre ambos está en 1,25, con el de consumo discrecional más alcista”, explica José Manzanares, director de Skipper Capital EAFI. Además, mientras en Europa no está claro cuándo saldemos de la crisis, en EE.UU. los modelos macroeconómicos indican una baja probabilidad de nueva recesión.

En este contexto, Luisa Martínez, responsable de Análisis de Miramar Capital Asesores EAFI, halla varias estrategias de inversión alcistas en valores de consumo familiar y de lujo, de los que destaca que “son compañías que han sabido posicionar sus marcas entre su público objetivo, haciéndose con una clientela fiel en mercados muy competitivos y maduros, por eso son reconocidas por el mercado, porque la barrera de la marca es de las más difíciles de derribar por la competencia”: Varias compañías del sector lujo han demostrado que éste puede escapar a las crisis. Es el caso de la empresa de joyería Fossil. La recomendación de Luisa Martínez pasa por comprar sus títulos en el Nasdaq con precio medio objetivo de 111,60 dólares.

Miguel Méndez, broker mesa operativa Hanseatic Brokerhouse, por su parte, apuesta por McDonald’s. La archiconocida cadena de restauración rápida “tiene un performance mejor que el Dow Jones lo que le hace soportar las caídas mucho mejor”. Sus expectativas pasan por que las acciones de esta empresa escalen hasta los 110 dólares por título” tras batir máximos históricos.

GRÁFICO HISTÓRICO MC'DONALDS:


Si desea conocer el resto de estrategias recomendadas por los expertos, suscríbase AQUÍ.