El ministro español de Industria, Miguel Sebastián, reconoció hoy el "buen trabajo" realizado por la Comisión Europea (CE) en el seguimiento de la venta de Opel, y aseguró que, por el momento, siguen esperando que General Motors concrete su plan industrial para su filial europea. La Comisión ha sido muy activa en los últimos meses para evitar que los países de la UE con plantas de Opel entraran en una guerra de subsidios a la filial europea de General Motors a cambio de que no se cerrasen fábricas en sus territorios.