El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha considerado hoy que el Plan VIVE, que aprobó el Consejo de Ministros del pasado 27 de junio, está diseñado, entre otras cosas, para dar respuesta a los "choques externos" a los que se enfrenta la economía española en la actualidad, como son la liquidez y el precio del petróleo. Sebastián ha viajado a la fábrica de Renault-España en Valladolid para presentar los principales objetivos de este Plan, donde estuvo acompañado por el presidente director-general de la marca, Juan Antonio Fernández de Sevilla, quien se ha mostrado orgulloso de que el ministro eligiera este centro para plantear la ejecución del proyecto.