El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, ha asegurado hoy en Soria, donde ha asistido al apagón de la señal analógica de televisión, que la implantación generalizada de la TDT en el resto de España "será un importante balón de oxígeno" para la economía española. Sebastián ha dicho que la inversión que el tránsito a la TDT "va a estimular durante el periodo 2006-2010 se acercará a los 12.000 millones de euros", pero no ha precisado qué porcentaje de esta cantidad se ha ejecutado ya en los años anteriores. Asimismo, ha señalado que la cifra reseñada no comprende la actividad económica asociada a la industria de contenidos digitales, por lo que el "impacto económico final de la implantación generalizada de la TDT es y será un importante balón de oxígeno para nuestro entramado económico en estos tiempos difíciles".