Seat estrenó esta mañana un servicio ferroviario que transporta componentes del automóvil entre sus plantas de la Zona Franca de Barcelona y Martorell, a través de un ramal de 40 kilómetros de Adif y vías acondicionadas en las instalaciones de la empresa. Circularán dos trenes de 205 metros de longitud seis veces al día. De esta manera, calculan que sustituyen la circulación de 32.000 camiones al año en la zona metropolitana.  Esta medida se suma a los trenes que pusieron en marcha a principios de 2008 para llevar coches de la factoría de Martorell al Puerto de Barcelona. Si se añaden los efectos de este servicio, la reducción de vehículos pesados por carretera supera los 57.000.