El grupo textil anunció hoy que su beneficio neto subió un 20% en el primer trimestre, gracias a una ganancia extraordinaria y al mejor rendimiento de sus tiendas en Estados Unidos y Canadá. El beneficio neto alcanzó los 216 millones de dólares en el primer trimestre, 1,40 dólares por acción, frente a los 180 millones del año anterior (1,14 dólares). Sin incluir extraordinarios, el BPA (beneficio por acción) fue de 1,10 dólares, frente a los 1,11 dólares del año anterior. Los ingresos cayeron de 12.000 a 11.700 millones. Los analistas consultados por Thomson Financial preveían un BPA sin extraordinarios de 1,22 dólares y unos ingresos de 11.600 millones.