El Banco Central Europeo no se sale de la línea y mantiene los tipos de interés en el 1%, nivel más bajo de la historia. Este veredicto ha cumplido todas las previsiones, aunque los analistas ponen también su punto de mira en las medidas de estímulo.
Todas las voces coincidían y todas han acertado. El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido el precio del dinero en el 1%, mínimo histórico.  Tanto los brokers americanos como europeos consideran en que aún no ha llegado el momento de apuntar hacia arriba, pero no tardará en llegar.

La clave de esta decisión no sólo está en los propios tipos de interés...sino en las medidas de estímulo que se están llevando a cabo. Desde el comienzo de la recesión, el organismo ha contribuido a la mejora de la sitaución económica con inyecciones de liquidez a las entidades financieras o recompra de deuda corporativa.   Félix González, socio director general de Capitalia Familiar, considera que “los mercados volverían a caer si se retiran dichas medidas”, de hecho, el experto añade que “las autoridades monetarias tienen que ir allanando un clima para pensar poco a poco en retirar las medidas de estímulo”. El mejor símil lo hace este experto: la economía enferma se ha apoyado sobre dos muletas y hay que ver cuándo es capaz de comenzar a caminar por sí mismo...y logra sobrevivir.

Ayer fue la Reserva Federal estadounidense la que se pronunció sobre el precio del dinero y, al igual que Europa, ha decidido mantener los tipos próximos a cero añadiendo que se quedarán estables durante un largo período de tiempo . Aunque el discurso de su presidente, Ben Bernanke, fue mejor de lo esperado, los inversores no se mostraron especialmente optimistas. Sin embargo, Ana Ariza, analista de Foncava Gestión, asegura que “ya se va viendo una línea de recuperación económica”.

Por su parte, la inflación sigue en terreno negativo aunque evoluciona al alza con un descenso del -0,1% en octubre, dos décimas menos que en septiembre (-0,3%), mientras que el desempleo sigue al alza con una tasa de paro del 9,7%, su mayor nivel desde enero de 1999. Además, cabe destacar que esta decisión afecta directamente al cambio del euro por el dólar, ya que, la sobrevaloración de la moneda europea sería un serio problema para las exportaciones.

¿HASTA CUÁNDO?

Todos los inversores esperan atisbar en el discurso del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, una estimación aproximada de cuando empezará a remontar el precio del dinero. González afirma que “hasta que no se consoliden los signos de recuperación no se pensará en las subidas de tipos”.

Morgan Stanley, por su parte, considera que los tipos se mantendrán en lo que queda de 2009 y vaticina que, a partir del segundo trimestre de 2010, se incrementarán en 25 puntos básicos. De hecho, el broker estadounidense cree que las subidas se irán sucediendo a lo largo del 2010 hasta cerrar el año en el 2%. Algo menos optimista se muestra Citigroup, la entidad también apunta a un mantenimiento de tipos durante este año, pero establece un período más largo hasta que finalmente suban el escalón. Más concretamente, el broker afirma que no se cambiarán hasta el cuarto trimestre de 2010 y que sólo subirán al 1,25%.