Las autoridades escocesas han aprobado un proyecto de Scottish Power para construir un parque eólico de 213 megavatios (MW) en Dumfries y Galloway (suroeste de Escocia), en el que la compañía adquirida por Iberdrola invertirá 200 millones de libras (300 millones de euros), anunció hoy en un comunicado. El parque de Harestanes, como se conoce el proyecto, es el primero de grandes dimensiones aprobado por el nuevo Gobierno escocés, y dispondrá de 71 turbinas con capacidad para suministrar energía a 120.000 hogares. El director de gestión del área de renovables de Scottish Power, Keith Anderson, mostró su satisfacción con el visto bueno de las autoridades escocesas e indicó que la construcción comenzará en la primavera de 2008. Las instalaciones estarán operativas a partir de 2010.