La farmacéutica estadounidense ha registrado un beneficio neto de 517 millones de dólares o 34 centavos por acción durante el segundo trimestre del año, frente a los 237 millones ó 16 centavos por título de un año antes, gracias al notable incremento de ventas de sus fármacos para tratar el colesterol. No en vano, sus ventas crecieron un 14% hasta los 3.200 millones de dólares. Los resultados han estado en línea con lo esperado por el mercado.