La bolsa española comienza la sesión con nuevos retrocesos. Cede un 0,3 por ciento hasta los 15.280, arrastrado a la baja por el tono negativo de los pesos pesados y con sólo 6 de sus componentes en positivo. Los inversores cuentan con dos citas importantes sobre la mesa: el debut en bolsa de Realia y la reunión del BCE. Otra compañía, Vueling, está suspendida de cotización.
La decisión del BCE parece descontada: el mercado espera que la entidad presidida por Jean Claude Trichet eleve el precio del dinero hasta el 4 por ciento para controlar la inflación. El estreno en bolsa de la inmobiliaria participada por FCC y Caja Madrid plantea más dudas. Realia ha tenido que rebajar su precio de salida en un 17 por ciento frente a lo que se planteaba en un principio, para debutar a 6,50 euros. Aún con ello, se atreve a “exponerse al veredicto del mercado” en un momento en el que se cuestiona el momento del sector inmobiliario. Las acciones de FCC esperan este estreno con descensos tímidos, del 0,07 por ciento. Es otra constructora, Acciona la que lidera los retrocesos del selectivo del contínio, al ceder un 2,11 por ciento, en el día en el que celebra la primera Junta de Accionistas desde su entrada en Endesa. Gamesa, en cambio, lidera las alzas al revalorizarse más de un punto porcentual, seguida de Iberia, con avances del 0,77 por ciento. Atención también a los títulos de Astroc, que bajan un 0,90 por ciento, después de confirmarse la fusión con sus dos participadas (Rayet y Landscape) y de escenificarse el cambio de control en la compañía. En el mercado contínuo, las acciones de Vueling han sido suspendidas por la CNMV, ante la salida de la firma de capital riesgo Apax de su capital , mediante la venta de su 21 por ciento. Sus títulos volverán a cotizar a las 10 de la mañana.