Standard Chartered Plc considera que el dólar estadounidense podría caer a un mínimo de EUR1,75 en 2009. Además, considera que el billete verde podría ceder terreno frente al euro hasta las 1,60 unidades durante el segundo trimestre para luego recuperar posiciones y situarse en 1,49 euros durante el cuarto trimestre, "cuando Europa note los efectos de su exposición a la desaceleración de Estados Unidos". En todo caso, la analista de este banco de inversión, Mary Nicola, selañó que "vemos al dólar cayendo a 1,75 euros hacia finales del próximo año". La caída se deberá a la diversificación del comercio mundial fuera de Estados Unidos, hacia Europa y Asia, agregó.