El tribunal de primera instancia de Askaer y Baerum, a las afueras de Oslo, condenó hoy a las aerolíneas Scandinavian Airlines Systems (SAS) a indemnizar a su competidora Norwegian con 132 millones de coronas noruegas (17 millones de euros) por un caso de espionaje industrial. SAS deberá pagar además las costas del juicio, que ascienden a 6,8 millones (unos 870.000 euros), ha informado Norwegian en un comunicado.