La aerolínea sueca
lamentó ayer que Marsans se retirase de la puja. El presidente del consorcio turístico español, Gonzalo Pascual, aseguraba haber tomado esa decisión por la difícil situación del mercado del transporte aéreo de España y porque esperaba otro trato de SAS.Por su parte, la española Iberia presentará una oferta por el 100% de Spanair, junto con el Grupo Gestair.