El presidente francés, Nicolas Sarkozy, presenta mañana a los interlocutores sociales su Fondo de Inversión Social (FOSI) cuya creación había anunciado en febrero tras una primera jornada de huelgas y manifestaciones y que pretende dar coherencia a una serie de medidas sociales contra la crisis. El Elíseo indicó hoy en un comunicado que para el acto de puesta en marcha del FOSI, en el que para darle solemnidad estará presente el primer ministro, Francois Fillon, y otros cuatro miembros de su Gobierno, han sido invitado los responsables de los cinco grandes sindicatos y de las tres organizaciones patronales. De acuerdo con lo que hasta ahora se ha filtrado, el fondo busca "garantizar la coherencia de las acciones iniciadas y de la financiación aportada" por las Administraciones y otros organismos implicados y para ello gozará de "autonomía de decisión y de gestión".