El productor nipón de cerveza Sapporo y las compañías brasileñas Petrobras y Ergostech anunciaron hoy el lanzamiento de un proyecto conjunto en Brasil para extraer hidrógeno de los desperdicios de biomasa y utilizarlo después como energía. Según un comunicado de Sapporo, se trata de la primera vez en la historia que se intenta sacar hidrógeno de los restos de biomasa a través de una planta de extracción piloto con un espacio interno de tan sólo un metro cúbico. El experimento tratará de dar un paso adelante en los intentos de lograr abaratar la producción de hidrógeno, considerado por muchos como el combustible ecológico del futuro frente a la gasolina.