El fabricante alemán de software empresarial SAP obtuvo un beneficio neto de 650 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone un descenso del 14% respecto al mismo periodo de 2007, informó la compañía. La facturación del grupo germano alcanzó los 5.318 millones de euros, un 16% más, gracias al incremento del 18% en las ventas de licencias de software y servicios de soporte, mientras que la facturación de servicios profesionales mejoró un 12%. Asimismo, la cifra de negocio de SAP aumentó un 25% en el área EMEA (Europa, Oriente Próximo y Africa), mientras que avanzó un 42% en la región Asia Pacífico y Japón, y un 3% en el continente americano.