Los analistas del grupo financiero Citigroup asumen ya que la recesión de la economía española será "prolongada" pero, a pesar de ello, mejoran las previsiones de beneficios en 2010 de los dos grandes bancos españoles, el Santander y el BBVA, a los que ve capaz de aguantar hasta un 8,5% de morosidad. La economía española seguirá "débil" en el medio plazo, ya que calculan que caerá el 3,7% este año, el 0,4% en 2010 -una décima más en ambos casos de lo que prevé el Gobierno-, y en tasa interanual no crecerá hasta 2011, cuando "sólo" avanzará un 0,7%.