Reiteran por esta razón su recomendación de "fuerte compra" para este valor , mientras ven que aumentan los riesgos para el Banco Popular, que creen carece de la suficiente diversificación para hacer frente a la desaceleración de la economía española.Por eso, modifican la recomendación para este banco desde "comprar" a "mantener", con lo que cambian así su preferencia de compra por el BBVA, al que ven mejor preparado para este contexto económico, por lo que su recomendación para esta entidad pasa de "mantener" a "comprar"."Ante la corrección del mercado inmobiliario español y las posibilidades de que se incremente la crisis crediticia, hemos tenido en cuenta la exposición de los bancos españoles a la amenaza de una probable desaceleración interna", indican los analistas.Asimismo, los analistas de Standard and Poors opinan que las cotizaciones en Bolsa del sector bancario español han sufrido un castigo demasiado fuerte porque se han exagerado los riesgos, por lo que observan oportunidades de mayores valoraciones en el futuro para estas entidades.