Los grandes bancos españoles también han pasado por la guadaña de la agencia de calificación Fitch, quien ha decidido recortar su nota de solvencia, después de degradar el rating de España el viernes.


El rating de BBVA y Santander pasa a 'BBB+' desde 'A', con perspectiva negativa.

Este recorte llega después de que el Gobierno pidiera el rescate de la banca española este fin de semana. Además, la propia agencia Fitch excluía a estas entidades de entre los bancos que necesitarían acudir al crédito europeo.

La agencia de calificación Fitch ha terminado por dar la puntilla al Ibex 35 con el anuncio de la rebaja de calificación a los grandes bancos españoles. El selectivo español pasa a terreno negativo y cede un 0.53% hasta los 6.517 puntos.

Hace tres días Fitch rebaja la calificación a la deuda española a 'BBB'. Recordemos que ninguna entidad financiera española puede tener mayor rating que el propio Estado.