Mal comienzo de mes para el Ibex 35 marcado por las ventas. El sector financiero sufre una jornada más las consecuencias de la indecisión comunitaria para resolver el ‘asunto heleno’ con lo que las pérdidas superiores al 2% se extienden por todo el viejo continente. Aún así, el selectivo nacional aguanta -por los pelos- la pérdida de los 8.300 puntos a pesar de la sangría de los valores bancarios. Y el euro sigue débil, más aún tras la apertura de Wall Street bañada en rojo, en el 1,33.

Vaya mes de octubre que les espera a los mercados de renta variable...La tónica sigue siendo exactamente la misma, la banca sufre, llora y patalea sabiéndose injustamente penalizada y, mientras tanto, Grecia sigue ahí, al borde de la quiebra pero sin caer y con las autoridades comunitarias dormitando. No obstante, Alemania hoy ha dado un paso adelante al reconocer la posibilidad de perdonar el 50% de la deuda helena a fin de resolver la situación cuanto antes. Y, de su lado, Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea ha hablado meridianamente claro recurriendo, incluso, a las matemáticas: el riesgo de contagio al resto de economías europeas, dice Almunia, es 'proporcional' a la 'lentitud' e 'indecisión' de los líderes de la eurozona. ¿A alguien le sorprende?

El caso es que la renta variable europea se desangra sin que nadie sea capaz de hacer siquiera un torniquete. El Ibex 35 ha cerrado con unas pérdidas del 2,26%, en los 8.353 puntos, arrastrado durante toda la jornada por los dos gigantes nacionales: Santander y BBVA. La entidad presidida por Emilio Botín ha aguantado muy bien hasta mantener el soporte de los 6 euros a cierre, mientras que BBVA con una caída muy similar del 3,56%, cede y se deja llevar hasta los 5,96 euros.

El sector de la construcción se ha colado en los últimos minutos de negociación en la parte más baja de la tabla y FCC y OHL encabezan las pérdidas con recortes cercanos al 3,8%. Ganancias similares a este porcentaje han ido a parar a Ebro Foods, impecable durante toda la jornada, mientras Sacyr Vallehermoso y Gamesa secundan la zona verde del selectivo con rebotes del 2,8% y 2,25%, respectivamente.

En Europa pintan también bastos, sobre todo, para el sector bancario. Dentro del Bel 20, Dexia cae a plomo más de un 9% después de que Moody´s haya anunciado una posible rebaja de rating por sus dificultades de financiación, algo que ha hecho que el desbaratado gobierno belga piense ya en una posible nacionalización de la entidad. Y como no, los clásicos: el Dax germano cierra el lunes con una caída 2,28%, aún por encima de los 5.300 puntos del y donde Commerzbank se desploma más de un 7%; el Cac 40 galo, por su parte, sí ha perdido de nuevo el soporte de los 3.000 enteros con un recorte del 1,85%. En el parqué parisino, aunque extraño, no son sus tres entidades estrella las protagonistas de los principales recortes -extraño-, aunque tampoco se quedan atrás y en línea con Europa ceden en el entorno del 5% Société Générale y BNP Paribas, mientras que los inversores han sido más benévolos con Crédit Agricole que se deja un 3,8%. El Eurostoxx 50, por su parte, mantiene el tipo por encima de los 2.100 puntos con una caída del 1,90%.

Con Wall Street sumida en terreno de ventas, el par euro/dólar no remonta el vuelo y sigue en el 1,33 a la espera de alguna noticia que sirva para inyectar un ligero optimismo a los mercados.