El banco portugués prepara una emisión de bonos garantizados por hipotecas con un vencimiento a cinco años y por importe de 1.000 millones de euros, según Reuters. La referencia inicial sobre esta emisión con calificación crediticia de triple A se ha fijado en los 'mid-swap' más unos 55 puntos básicos.