Los títulos de la entidad oscilaron durante toda la sesión entre un precio máximo de 13,47 euros y un mínimo de 13,07 euros, hasta cerrar en 13,44 euros. El volumen de negocio alcanzó los 521 millones de euros. Los consejos de administración de ambas entidades dieron el visto bueno a la fusión. En el caso concreto de Intesa la aprobación se produjo por unanimidad, mientras que el SanPaolo contó con el voto en contra de su segundo accionista, el banco Santander, que mostró su disconformidad con la ecuación de canje, por la que Intesa ofrecerá 3,115 acciones propias por cada una de SanPaolo.