El Banco Santander ha mostrado interés en hacerse con el banco colombiano Bancafé y ha pagado el derecho a estudiar las cuentas de la séptima entidad financiera del país, por un total aproximado de 168.500 euros, según la prensa colombiana.
Además del Santander, otras 8 entidades financieras de todo el mundo ya han pagado el derecho a inspeccionar las cuentas de Bancafé. Davivienda, Colpatria, Bogotá, Bancolombina, Citibank, Sudameris y General Electric Money, división financiera de General Electric, ya pidieron datos, y otros dos bancos más estudian hacerlo, HSBC y Bank of Nova Scotia, según el periódico colombiano "Portafolio". Hace concretamente un mes que el Gobierno colombiano abrió la oferta de venta de Bancafé, la última de las grandes propiedades que aún mantiene el Estado, y que espera vender por al menos 367,32 millones de euros (1,09 billones de pesos colombianos), 1,63 veces el valor patrimonial de la entidad. La compra de Bancafé supondría la incorporación a la red del Santander en Colombia de 236 oficinas y 390 cajeros automáticos, y sería la forma más directa de ampliar el negocio del banco español en el país sudamericano y situarse como el cuarto banco en cuota de mercado por activos.