El Banco de Santander pagará mañana a sus accionistas un dividendo bruto de 0,135 euros por título, el primero que reparte con cargo a los resultados que obtenga en 2008. Una vez descontado el 18% con el que Hacienda grava este tipo de retribución al accionista, el importe neto del dividendo será de 0,11 euros. Para hacer frente a este pago, el Santander deberá desembolsar 844 millones de euros, que se repartirán entre los 6.254 millones de títulos que componen su capital social.