La emisión de bonos que por 5.000 millones de euros realizará el Banco Santander el próximo octubre, y que servirán para financiar la compra de activos del holandés ABN Amro, tendrán un interés del 7,50% TAE el primer año y del Euribor a 3 meses más un diferencial del 2,75% los cuatro restantes. Así lo indicaron fuentes del mercado, que destacaron que estas obligaciones necesariamente convertibles en acciones tienen un plazo de vencimiento de cinco años.
Además, el titular de estos bonos podrá convertirlos en acciones cada año, mientras que la ecuación de canje fijada para la conversión en acciones corresponde al 120% del valor de los títulos del Santander en el momento en que se ejecute la operación, previsiblemente el próximo octubre. Atendiendo a la cotización de la acción del Santander, el titular del bono podrá elegir cada año mantener o convertir el bono, si bien sí deberá ejecutar la conversión en el quinto y último año de vigencia. El pasado julio, el Banco Santander aprobó en Junta Extraordinaria de Accionistas la financiación necesaria para la compra de activos de ABN en el marco de la oferta presentada conjuntamente por Royal Bank of Scotland (RBS), Fortis y la entidad española y que valora al banco holandés en 71.000 millones de euros. En total, si la operación fructifica, al Santander le correspondería pagar unos 19.900 millones de euros, a Royal Bank of Scotland 27.200 millones y a Fortis, 24.000 millones. Con dicho fin, la Junta aprobó un acuerdo que permite al Consejo de Administración emitir acciones por un equivalente de unos 4.000 millones de euros, con derecho preferente para los accionistas, y el acuerdo sobre la emisión de obligaciones necesariamente convertibles en acciones por otros 5.000 millones. El resto de la inversión (10.900 millones) se financiará con mecanismos de optimización de balance, incluyendo un aumento del apalancamiento del capital base de la entidad resultante, la aceleración de planes de titulización y disposiciones de activos.