La subida vertical del Santander –tras anunciar la venta por 9.000 millones de euros de Antonveneta- y la decisión del BCE de mantener los tipos de interés en el 4%, llevó al Ibex 35 a cerrar la jornada de hoy con una subida del 0,66% hasta los 15.947,70 puntos. Avances del selectivo español apoyados, además, en el buen hacer de Acciona que terminó con un repunte del 6% y a pesar del tono negativo de dos grandes del parqué, BBVA y Repsol. El resto de plazas bursátiles europeas –salvo el Dax aleman- no lograron salvar la jornada en positivo en una sesión en la que, de nuevo, el precio del petróleo sigue en cotas históricas. Mientras, el euro, ligeramente a la baja, cotizó en el nivel de los 1,46 dólares.
El Ibex 35 cierra la jornada en los 15.947,70 puntos tras subir un 0,66% apoyado en la subida vertical del Santander que cerró con un repunte del 3,88% tras anunciar que alcanzó un acuerdo para vender Antonveneta, entidad italiana recién adquirida dentro de la operación de ABN, a la también transalpina Monte dei Paschi di Siena por 9.000 millones de euros. Gracias a esta operación, la entidad presidida por Emilio Botín no necesitará realizar la ampliación de capital por valor de unos 4.000 millones de euros, que había anunciado para financiar una parte de esta compra y la del brasileño Banco Real. Avances para el Santander y para las acciones de Acciona que repuntaron al cierre un 6,07%. Hoy, sobre el valor pesaba un buen informe de Deutsche Bank que reinició la cobertura con una recomendación de comprar y un precio objetivo de 255 euros. Además, en el día de hoy fue noticia que su presidente, José Manuel Entrecanales, dejará la presidencia de Vodafone en España, el próximo 1 de enero. Un cargo en el que le sustituirá el actual consejero delegado, Francisco Román. Con ganancias algo más discretas, aunque también significativas, se colocaron las acciones de Iberdrola (1,88%) mientras que Banesto sumó un 2,13% y Gas Natural un 1,41%. Telefónica –que acumula una subida en lo que va de año del 42,62%- cerró la jornada casi plana al subir un ligero 0,09%. El resto de blue chips del parqué operaron en la parte baja de la tabla. Fue el caso de BBVA (-1,95%) y de Repsol que cedió un 0,26% tras anunciar que obtuvo un beneficio neto de 2.448 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 7,7% respecto al mismo periodo de 2006, debido a la depreciación del dólar frente al euro y a la menor producción de crudo. Como valor más castigado del Ibex se sitúo Gamesa que al cierre cedió un 2,42% mientras que Bankinter cayó un 1,32% e Inmobiliaria Colonial un 0,29%. Fuera del Ibex, en el mercado continuo, destacan las alzas de EADS (6,53%) y Solaria (5,73%) que por tercer día consecutivo se convierte en una de las cotizadas más alcistas del parqué. En la parte negativa de la tabla se colocaron, entre tanto, los títulos de Adolfo Domínguez (-4,93%) y Ercros (-4,35%).