Santander Brasil, el tercer mayor banco privado del país, prevé un rápido crecimiento de su unidad de procesamiento de pagos con tarjetas de crédito porque espera que pequeñas y medianas empresas usen más esos servicios, dijo el jueves un ejecutivo. El banco controlado por el español Banco Santander, espera hacia el 2012 hacer subir al 12 por ciento, desde del cero por ciento actual, su participación en el negocio de terminales para tarjetas de crédito y software para analizar y procesar transacciones.