El grupo Santander ha aparcado uno de sus dos fondos inmobiliarios, el 'Santander Infrastructure Fund II', a la espera de que cambie la coyuntura actual, mientras que mantiene la actividad normal de 'Santander Infrastructure Fund I', el otro vehículo inmobiliario del banco, según confirmaron hoy a Europa Press en fuentes cercanas a la entidad. El banco que preside Emilio Botín pretendía captar unos 1.500 millones de euros entre inversores institucionales con este fondo, con el objetivo de movilizar inversiones de unos 5.000 millones de euros.