El Banco Santander ha abierto hoy a familiares de empleados su oferta de 1.300 viviendas nuevas con descuentos de hasta el 30 por ciento sobre el precio de mercado y prevé abrirla al público en general en la segunda quincena de mayo, según informaron a EFE fuentes próximas a las operaciones de venta. El Santander, a través de su sociedad inmobiliaria Altamira Real State, decidió ofrecer a sus empleados a principios de año un paquete de viviendas -en su mayoría procedentes de embargos o de créditos ejecutados a promotores impagados- con descuentos de entre el 20 y el 30% y con condiciones especiales de financiación.