Samsung Electronics informó el viernes de que su beneficio neto creció un 51% en el segundo trimestre gracias a que sus divisiones de teléfonos móviles y de pantallas planas registraron importantes mejoras. Sin embargo, los directivos prevén unas condiciones de mercado poco favorables, lo que hizo que las acciones de la empresa surcoreana se hundieran un 6,2%. Samsung indicó que ganó 2,14 billones de wones 2.100 millones de dólares) entre abril y junio, por encima de los 1,42 billones de wones del mismo periodo del ejercicio anterior. Ese fuerte incremento se debe en parte a que en el segundo trimestre del año pasado Samsung registró su menor beneficio trimestral desde principios de 2003.