El grupo surcoreano Samsung Electronics ha anunciado que el resultado operativo en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal superó en más del doble el alcanzado el trimestre anterior, gracias a la mejora experimentada en los negocios de semiconductores y televisores de pantalla plana. Samsung, primer fabricante mundial de tarjetas de memoria y de pantallas LCD de gran tamaño, tuvo un beneficio operativo de 2,07 billones de won, frente a los 910.700 millones que ganó en este apartado en el segundo trimestre. Se trata del mejor registro desde el cuarto trimestre de 2005 y batió las expectativas del mercado, que anticipaba de media un resultado operativo de 1,7 billones. El beneficio neto creció un 54% trimestral situándose en los 2,19 billones de won, mientras las ventas aumentaron un 14% hasta el récord de 16,68 billones, en línea con lo esperado.