La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ha asegurado hoy que no existe motivo alguno para preocuparse por la nueva caída del Índice de Precios de Consumo (IPC), ya que se debe "fundamentalmente" a la bajada del coste del petróleo. "Ninguna preocupación", ha subrayado la ministra al referirse al nuevo dato de inflación, cuya causa principal se debe a la diferencia del precio del petróleo de mayo de 2008 con el del mismo mes de este año. Así ha respondido Elena Salgado a los periodistas en el Congreso, después de hacerse público que el IPC registró en mayo su tercera caída interanual consecutiva y se situó en el -0,9%, siete décimas por debajo del de abril.