La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, señaló hoy que el "cambio de ritmo" que traerá la remodelación del Ejecutivo servirá para que las medidas tomadas para afrontar la crisis "de verdad" demuestren "toda su eficacia". En respuesta a la última de las tres primeras preguntas que hoy tuvo que contestar en el Senado como responsable de Economía y Hacienda, Salgado reconoció que algunas de las medidas que el Ejecutivo ha tomado en el último año no han mostrado todavía su "plena efectividad" y todos los resultados. En cualquier caso insistió en el compromiso del Gobierno de seguir impulsando la recuperación económica y la capacidad de crecimiento "a corto y a largo plazo". Salgado subrayó asimismo que el objetivo del Ejecutivo no es el de dar sólo una respuesta económica a la crisis, sino también social, "fortaleciendo todos los instrumentos de protección social".