La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró hoy que los "ajustes fiscales" que prepara el Gobierno "revertirán en  el beneficio" de los trabajadores "a través de nuevas prestaciones sociales y nuevos impulsos" a la actividad, en el marco de unos Presupuestos Generales del Estado para 2010, caracterizados por la "austeridad" de la Administración General del Estado.