La vicepresidenta económica, Elena Salgado, considera que la Presidencia española de la UE constituye una "gran oportunidad", no solo para impulsar la recuperación, sino también para transformar el modelo económico, haciéndolo "más dinámico y sostenible" y corrigiendo aquellas debilidades que dieron origen a la crisis. En un artículo de Salgado que publica la Fundación Ideas, la ministra destaca que la Presidencia española se desarrollará en un "momento crucial", ya que si bien lo peor de la crisis económica internacional "ha quedado atrás", el empleo sigue cayendo y la recuperación debe todavía afianzarse.